ESQUEMA DE FRAUDE CON CAJAS FUERTES HOMOLOGADAS

Certificación fraudulenta de cajas fuertes comunes y corrientes para hacerlas pasar como cajas fuertes homologadas de alta seguridad


Webmaster





En el negocio de venta al detal de cajas fuertes y bóvedas, recientemente se está llevando a cabo un esquema novel en donde personas inescrupulosas y maliciosas, mediante engaño y certificación fraudulenta, atribuyen a cajas fuertes comunes y corrientes características propias de cajas fuertes homologadas de alta seguridad.

El esquema

Necesitando la caja fuerte que exige la aseguradora para proteger su dinero y valores o la caja fuerte que requiere la policía para guardar sus armas de fuego, el cliente se dedica a visitar establecimientos dedicados a la venta de cajas fuertes.

ESTABLECIMIENTO 1

El vendedor muestra al cliente una caja fuerte marca X del tamaño y capacidad deseada. Indica que tiene el nivel de resistencia requerido señalando con el dedo la etiqueta de certificación UL remachada al panel interior de la puerta.

Precio USD$6,000.00

Entrega no incluida

ESTABLECIMIENTO 2

El vendedor muestra al cliente una caja fuerte marca Y del tamaño y capacidad deseada. Indica que tiene el nivel de resistencia requerido señalando con el dedo la etiqueta de certificación UL remachada al panel interior de la puerta.

Precio USD$6,000.00

Entrega no incluida

ESTABLECIMIENTO 3

El vendedor muestra al cliente una caja fuerte marca Z del tamaño y capacidad deseada. No menciona para nada la etiqueta de certificación UL y haciéndose el distraído, evita acercarse al panel interior de la puerta.

Precio USD$3,000.00

Entrega por la casa

Acostumbrado a que en las dos ocasiones anteriores le han señalado la etiqueta de certificación UL, el cliente escudriña de arriba a abajo el panel interior de la puerta y para su sorpresa no ve nada.

Acto seguido el cliente sorprendido pregunta al vendedor:

¿Tiene esta esta caja fuerte la certificación UL?

A lo que el vendedor responde con una sonrisa maliciosa:

No, pero por unos $$$ yo te la puedo certificar...

El cliente hace el trato y se va MUY contento, pensando que ha hecho el negocio de su vida (¡después de todo, la caja fuerte le ha salido a mitad de precio y le han regalado la entrega!) cuando en realidad está incumpliendo las exigencias del seguro y los requisitos de ley. En adición a esto y lo más importante, no tiene ni por mucho la protección que imagina que tiene.


Sólo UL puede certificar


Las cajas fuertes homologadas ya vienen certificadas, por eso tienen la etiqueta de certificación UL remachada en el panel interior de la puerta, estas cajas no necesitan de ningún documento que las certifique, la etiqueta de metal habla por sí sola.

AUNQUE LA MONA
SE VISTA 
DE SEDA
MONA SE QUEDA


Nadie puede certificar una caja fuerte que no venga certificada de fábrica, el que lo haga comete fraude. Si la caja no tiene remachada la etiqueta de certificación UL en el panel interior de la puerta, no pertenece a la familia de las cajas fuertes homologadas y por tanto no estará certificada, por más certificado en papel que le hagan, por más oficial que se vea el documento y por más sellos que tenga.

ESCRÍBALO
QUIEN LO ESCRIBA


Aseguradora


En el caso de la aseguradora, la misma pueden exigir la compra de una caja de una resistencia determinada para proteger un riesgo determinado.

La aseguradora pueden rehusar asumir el riesgo si esta exigencia no se cumple, como también puede incentivar la compra del equipo exigido mediante un descuento en la póliza. El razonamiento es que, a mayor resistencia de la caja fuerte, menor riesgo de la aseguradora.

Policía


En el caso de la policía, lo que le interesa es que se tenga una caja fuerte que impida que las armas de fuego sean robadas fácilmente, caigan en manos del bajo mundo y se conviertan en un peligro para la sociedad.

Por eso requiere un nivel de resistencia específico, usualmente el TL-15X6, el cual sólo puede garantizarse con la etiqueta de certificación UL remachada a la lata del panel interior de la puerta.



Consejos para evitar ser engañado

  • Asegúrate de entender bien las especificaciones del nivel de resistencia exigido por la aseguradora o requerido por la policía.
  • Cuando el vendedor te muestre la caja fuerte, asegúrate de ver la etiqueta de certificación UL en el panel interior de la puerta.
  • Examina bien la etiqueta, asegúrate de que lo que esté escrito sea igual a lo que te estén exigiendo o requiriendo.
  • Asegúrate bien de que la etiqueta UL esté bien remachada a la lata y de que no haya evidencia de que haya sido alterada o removida.
  • Aunque parezca increíble, este es el componente más importante de las cajas fuertes homologadas y el que justifica el alto costo de las mismas.
  • El único documento válido es el que puede proveer el fabricante del equipo, en el que certifica que caja fuerte ha sido fabricada según la estricta norma de UL.


La etiqueta manda


En el caso de la aseguradora y la policía, lo que van a requerir es un nivel de resistencia determinado que esté certificado por UL. Ellos nunca van a requerir (a menos que haya algún tipo de corrupción envuelta) la compra de una caja fuerte de una marca específica, esto no les interesa. Lo que sí les interesa es que la caja tenga la etiqueta de certificación UL especificada remachada a la puerta.


Etiquetas correctamente remachadas al panel interior de la puerta.


Etiquetas y versiones


En el universo de las cajas fuertes homologadas de Underwriters Laboratories, Inc. (UL), una caja fabricada siete años atrás no necesariamente tiene la misma resistencia que una caja de fabricación actual, aunque ambas cajas tengan la misma etiqueta.

Una caja fuerte con una etiqueta TL-15X6 de versión (fabricación) actual, debe tener más resistencia a ataque violento que una caja fuerte etiqueta TL-15X6 de una versión (fabricación) de hace siete años.

Esto se debe a que las cajas fuertes homologadas se recertifican cada siete años por la sencilla razón de que las herramientas con que son atacadas violentamente, EVOLUCIONAN (cada vez son más compactas, más fuertes, más rápidas etc.) y las pobres cajas tienen que evolucionar con ellas, so pena de quedarse atrás.

Equipos costosos


Las cajas fuertes homologadas, por el alto nivel de seguridad y la calidad superior de los materiales envueltos, son equipos costosos, sobre todo si son nuevos. Cuando estés decidido a dar el paso y hacer la inversión, visita varios establecimientos y compara especificaciones.

Previously Owned


Si el costo es de consideración, y si no te importa tener una caja fuerte de una versión anterior, puedes evaluar la posibilidad de adquirir una caja usada. A la aseguradora y a la policía no les importa si el equipo es nuevo o usado, después que tenga la etiqueta de certificación UL del nivel de resistencia especificado remachada a la puerta.

AHORA TU TAMBIÉN
PUEDES ESCRIBIR



¿Qué quieres hacer?






SAFE-TECNIA.COM
PO BOX 194148
SAN JUAN PR USA
00919-4148

+1 (787) 617-1336

webmaster@safe-tecnia.com


Revisado 11/07/19