GAS LACRIMOGENO

Trampas de gas lacrimógeno instaladas dentro de puertas de cajas fuertes antiguas





Era común en otra época poner trampas de gas lacrimogeno dentro de cajas fuertes. Esa práctica hoy día está en desuso, además de estar prohibida, pero todavía hay muchas cajas antiguas con estas sorpresas.

Estos artefactos son básicamente un estuche conteniendo una o varias ampolletas de cristal llenas del químico lacrimógeno.

Están diseñados para atornillarse a la parte trasera de las puertas. La idea es que si fuerzan el mecanismo hacia adentro, éste impacte y rompa las ampolletas. El gas lacrimógeno generado por esta acción sorprenderá y ahuyentará a los atacantes.

Hace muchos años yo me encontré una de estos artefactos durante una apertura. Lo tuve por un tiempo arriconado en casa y después se la di a un colega para que la guardara.

Afortunados los manipuladores, que al no utilizar perforación ni rotura, no tienen que preocuparse por estos peligros que todavía asechan dentro de muchas cajas antiguas.


Tremenda sorpresa


Safecrackers encuentran por accidente una trampa de gas lacrimogeno en una caja antigua Hall's




TENGAN CUIDADO ESCALADORES
ESTA CAJA FUERTE ESTÁ PROTEGIDA POR
GAS LACRIMÓGENO DE USO FEDERAL
Y
MECANISMOS A PRUEBA DE LADRONES ANAKIN
COMPAÑÍA DE CERRADURAS Y ALARMAS ANAKIN
CHICAGO, ILLINOIS







Una trampa rectangular vista por dentro




Dos trampas lacrimogenas vistas por fuera




Las mismas trampas vistas por dentro




Trampa redonda vista por fuera




Cuatro grandes trampas rectangulares encontradas dentro de una caja fuerte antigua descansando en la puerta trasera de una camioneta




Acercamiento de una de las trampas, aquí podemos apreciar con gran detalle el químico lacrimógeno dentro de las ampolletas